Función del logopeda en el tratamiento de la disfagia

FUNCIÓN DEL LOGOPEDA EN EL TRATAMIENTO DE LA DISFAGIA escrito por Claudia Sánchez Redondo, logopeda de XiCaEs

Una de las áreas de especialidad de la disciplina de la logopedia es la evaluación y tratamiento de la disfagia. La deglución es un proceso que dura apenas unos segundos y consta de tres fases: fase oral, faríngea y esofágica. Se puede encontrar dificultades para deglutir en cualquiera de las tres fases.

Cuando aparecen dificultades en la deglución hablamos de disfagia. Por un lado está la disfagia orofaríngea, cuando el paciente tiene una dificultad para transferir alimentos y líquidos de la boca hacia y por la faringe, y por otro lado tenemos la disfagia esofágica, cuando el alimento o líquido no pasa normalmente por el esófago.

Existen diferentes enfermedades y trastornos que pueden provocar disfagia, entre ellos encontramos:

  • Cáncer de cabeza y cuello
  • Trastornos pulmonares
  • Trastornos neurodegenerativos como Alzheimer, ELA o Parkinson
  • Accidentes cerebrovasculares

Hay que tener en cuenta, que no todas las dificultades para deglutir indican disfagia. Por ejemplo, un nivel de conciencia alterado puede provocar una menor ingesta oral, pero la falta de activación no indica disfagia.

¿Cómo se evalúa la disfagia?

El logopeda lleva a cabo una revisión de la anamnesis, que consiste en una recogida de información médica del paciente. Hay que tener en cuenta el nivel del funcionamiento basal y el nivel de independencia que presenta el paciente. Un examen del mecanismo oral analiza la estructura y el funcionamiento de los componentes físicos utilizados en la masticación y la deglución.

Generalmente, los pacientes reciben alimentos de diferentes texturas y líquidos de diferentes viscosidades, y luego el logopeda evalúa los signos y síntomas de eficacia reducida de masticación o deglución, entre los que se incluyen una mala masticación, acumulación de líquido/alimento en boca, menor elevación laríngea durante la deglución, varias degluciones con un mismo bolo alimenticio, quejas por parte del paciente por atragantamiento o regurgitación del bolo alimenticio.

Además, existen diferentes test y aparatología para evaluar las diferentes etapas de la deglución.

¿Cuál es el papel del logopeda en el tratamiento de la disfagia?

El objetivo principal de la logopedia especializada en Terapia miofuncional es reeducar las funciones estomatognáticas dependientes de la musculatura orofacial.

Por tanto, el objetivo del tratamiento es que el paciente, tanto en edades tempranas como adultos o la tercera edad, tenga una alimentación oral segura y eficaz, manteniendo el nivel óptimo de hidratación y nutrición. Para ello, la rehabilitación logopédica se basa en realizar terapias deglutorias que comprenden:

  • Modificaciones dietéticas: se adapta la textura de los alimentos sólidos y líquidos para mantener una alimentación lo más completa posible
  • Maniobras deglutorias
  • Maniobras posturales del cuello: como girar la cabeza hacia la parte débil manteniendo la barbilla metida
  • Técnicas facilitadoras

Todo ello es importante llevarlo a cabo teniendo en cuenta las particularidades de cada caso y si la disfagia no impide la alimentación oral y no existe riesgo de aspiración. Es necesaria una relación con otras profesiones para tratar la disfagia.

Bibliografía:

https://www.elsevier.es/es-revista-nursing-20-articulo-comprender-funcion-logopedas-el-tratamiento-S0212538219300901

https://hospitalveugenia.com/atencion-temprana/disfagia-o-dificultad-para-tragar-causas-y-tratamiento-logopeda-infantil/

Claudia Sánchez Redondo- Logopeda

Grado en Logopedia en la Universidad de Valencia. Especializada en logopedia clínica en daño neurológico y en terapia miofuncional.

Trayectoria profesional: Logopeda en una clínica con niños/as con dificultades de aprendizaje

Actualmente trabaja en Xicaes, tratando con los niños/as que tienen alterada la comprensión y/o producción del lenguaje, el habla, la voz, trastornos orofaciales mediante terapia miofuncional y alteraciones en la deglución.