Fisioterapia respiratoria

FISIOTERAPIA RESPIRATORIA escrito por Estela García Martín, Terapeuta Ocupacional y Fisioterapeuta de XiCaEs

La fisioterapia respiratoria es una subespecialidad que se enfoca en el tratamiento, estabilización y prevención de alteraciones respiratorias como Enfermedades Obstructivas Crónicas (EPOC), asma, fibrosis quística o enfermedades neuromusculares. También puede ser muy útil en procesos agudos como las neumonías o después de procesos quirúrgicos complejos como son los trasplantes pulmonares, cardíacos y hepáticos o intervenciones quirúrgicas en el área del tórax (tronco).

Se tiene que tener en cuenta que el tratamiento fisioterápico nunca será sustitutivo del tratamiento médico, sino que será un tratamiento complementario que aporta mejoras significativas en cuanto a la eficacia y disminuye la cantidad necesaria de medicación.

Para comprender mejor la utilidad de la realización de la fisioterapia respiratoria os muestro un esquema de la zona torácica y los músculos respiratorios:

A continuación os muestro de manera general algunas técnicas de fisioterapia respiratoria que se emplean:

Drenaje postural: es la técnica que más se utiliza y que mejor se tolera, se utiliza para drenar las secreciones que se encuentran en los pulmones. El objetivo es que, mediante la acción de la gravedad y la posición del paciente, estas secreciones se dirijan al jefe, a los bronquios mayores y a la tráquea. Después, estas secreciones, el paciente es capaz de expulsarlas mediante la tos.

Hay que tener en cuenta algunos aspectos como que el paciente sepa toser y respirar de manera profunda. Además, tiene que realizarse cuando el paciente no haya comido recientemente.

Ejercicios de expansión torácica: se realiza controlando la respiración. En el caso de niños, se realiza con la risa o el llanto.

Respiración diafragmática: consiste en realizar respiraciones lentas con relajación de músculos respiratorios que también se combinan con otras técnicas.

Percusión torácica: son golpes suaves y repetidos en la zona pulmonar, en la espalda. En lactantes se realiza con los dedos, en niños pequeños con la mano vacía y con una máscara hinchable.

Vibración torácica: Se colocan las manos o las puntas de los dedos en la zona torácica y se genera una vibración. Cuando el aire se expulsa, se combina con pequeñas compresiones y con drenaje postural.

Para la realización de estas técnicas mencionadas y otras existentes, la valoración del paciente tiene que ser exhaustiva. Se le realizan pruebas de esfuerzo, auscultación para escuchar ruidos respiratorios, se realiza valoración muscular de los músculos respiratorios, valoración del grado de oxigenación en sangre con pulsioxímetro o con gasometría, radiografías y otras pruebas diagnósticas.

Se tiene que tener en cuenta que a pesar de que la fisioterapia respiratoria utiliza técnicas inocuas, se tiene que vigilar al paciente por si hubiera algún efecto adverso como reflujo gastroesofágico o vómitos.

Estela García Martín- Terapeuta Ocupacional y Fisioterapeuta

Graduada en Terapia Ocupacional y Fisioterapia por la Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia.

Trayectoria profesional: terapeuta ocupacional en centros para personas con enfermedad mental y en una escuela infantil inclusiva. Fisioterapeuta en una clínica privada.

Actualmente trabaja en Xicaes realizando intervenciones de Terapia Ocupacional y Fisioterapia con los niños y sus familias.