Importancia del ejercicio físico a lo largo de la vida

LA IMPORTANCIA DEL EJERCICIO FÍSICO A LO LARGO DE LA VIDA escrito por Estela García Martín, Terapeuta Ocupacional y Fisioterapeuta de XiCaEs

Desde hace mucho tiempo escuchamos que hacer ejercicio “es bueno para ti”. Realmente es cierta la afirmación, ya que además nos ayuda a sentirnos bien, sobre todo cuando la cantidad de ejercicio es adecuada nos ayuda a aumentar nuestra energía e incluso mejora el estado de ánimo. 

En el caso de los niños, el ejercicio físico suele hacerse a modo juego en el parque y entorno a los 7-8 años suelen practicar de forma lúdica deportes de equipo como pueden ser el baloncesto, el fútbol, el balonmano, etc. Estos primeros juegos y entrenamientos proporcionan a los más pequeños un desarrollo muscular y óseo óptimo que permite la realización de juegos de carreras, juegos de escalada sencillos que a su vez permiten el desarrollo de la motricidad fina, percepción corporal y coordinación visomotora y por tanto también la adquisición de la escritura. 

Cuando hablamos de ejercicio físico en los adolescentes el ejercicio físico se debe realizar de forma moderada o más vigorosa, se recomienda 1 hora de ejercicio al día. Este ejercicio proporciona a la persona joven un buen desarrollo físico pero a su vez ayuda en el desarrollo del cerebro ya que, mientras se realiza ejercicio, nuestro organismo segrega sustancias químicas que ayudan a sentirse bien. Es por ello que se reduce el riesgo de padecer una depresión  e incluso se disminuyen los niveles de ansiedad.

El deporte brinda además grupos de iguales en un ambiente sano donde poder desarrollarse. A parte, si el adolescente es guiado por adultos que de forma consensuada marcan objetivos reales, cuando se logra la consecución de algún objetivo la sensación de logro y orgullo se hacen presentes. 

Conforme vamos cumpliendo años la realización del ejercicio físico también ayuda a prevenir enfermedades como la obesidad, enfermedades derivadas de ella como la diabetes tipo 2 o enfermedades cardiacas.

El ejercicio también ayuda a fortalecer los huesos y la musculatura retrasando efectos de la osteoporosis por ejemplo. La mejora o mantenimiento de un buen estado físico proporciona bienestar e incluso aumenta la productividad del trabajo y la regulación del sueño. 

En las etapas más avanzadas de la vida hacer ejercicio de forma habitual aumenta significativamente la calidad de vida, ya que la posibilidad de desplazarse brinda la oportunidad de realizar más actividades de ocio y disminuye el riesgo de caídas disminuyendo por tanto, fracturas más típicas como las de cadera. Importante que se realice una gimnasia de mantenimiento adecuada a la edad que incluya ejercicios de fuerza, flexibilidad y equilibrio. 

Existen muchas formas de realizar ejercicio físico en las diferentes etapas de la vida solo es encontrar la forma de hacerlo y divertirse. 

Estela García Martín- Terapeuta Ocupacional y Fisioterapeuta

Graduada en Terapia Ocupacional y Fisioterapia por la Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia.

Trayectoria profesional: terapeuta ocupacional en centros para personas con enfermedad mental y en una escuela infantil inclusiva. Fisioterapeuta en una clínica privada.

Actualmente trabaja en Xicaes realizando intervenciones de Terapia Ocupacional y Fisioterapia con los niños y sus familias.