Epilepsia infantil

EPILEPSIA INFANTIL escrito por Alicia Fonfría Moreno, psicóloga de XiCaEs

La epilepsia es una enfermedad que se produce cuando se generan cambios breves e inesperados en el funcionamiento eléctrico de las neuronas de forma repetida, provocando una breve alteración de la conciencia de la persona, de sus movimientos o de sus acciones. Esta predisposición duradera del cerebro para generar crisis epilépticas provoca una alteración con consecuencias neurocognitivas, psicológicas y sociales.

En España la epilepsia afecta aproximadamente a unas 400.000 personas y se calcula que aparecen entre 12.400 y 22.000 casos nuevos cada año. En el caso de la población infantil, 4 de cada 1.000 niños de entre 6 y 14 años debutará con epilepsia.

La mayoría de epilepsias de la infancia son benignas, desaparecen con la edad y no dejan ninguna secuela. Un pequeño porcentaje de epilepsias cursan con sintomatología muy grave que se asocia a retraso cognitivo, pero afortunadamente son las menos frecuentes.

CAUSAS DE LAS CRISIS

La etiología de las crisis epilépticas puede dividirse en:

  • IDIOPÁTICAS: la causa es desconocida, por lo que factores genéticos podrían subyacer al origen de las crisis. En este caso, no existe otra enfermedad que la propia epilepsia.
  • SÍNTOMÁTICAS: la causa de la crisis está clara. Hay un trastorno del sistema nervioso central que aumenta el riesgo de epilepsia (traumatismo craneoencefálico, ACV, meningitis, patología metabólica…).
  • CRIPTOGENÉTICAS O PROBABLEMENTE METABÓLICAS: se sospecha sobre una posible causa. Existe un trastorno del SNC o causa sintomática, pero que no puede determinarse por los medios actuales.

TIPOS DE CRISIS EPILÉTICAS

Las crisis de dividen en dos grandes grupos: crisis generalizadas y crisis focales. Estas a su vez de subdividen en varios tipos. La tabla que aparece a continuación resume brevemente los tipos de crisis epilépticas.

GENERALIZADAS Ausencias
Ausencias atípicas
Tónico clónicas
Tónicas
Clónicas
Mioclónicas
Atónicas
FOCALES

(PARCIALES)

Parciales simples
Parciales complejas
Parciales secundariamente generalizadas

Las crisis atónicas son frecuentes en niños. Estas se caracterizan por una disminución brusca del tono muscular en flexores y extensores del cuello, tronco y extremidades, de 1-2 segundos de duración. Puede ocasionar caídas sobre las nalgas, propulsión, retropulsión o simples cabeceos. En este tipo de crisis existe afectación del nivel de conciencia con confusión posterior variable, dependiendo de la duración (segundos-minutos).

MEDIDAS PREVENTIVAS

El niño que sufre de epilepsia debe adoptar unos hábitos de vida que reduzcan el riesgo de desarrollar las crisis. A continuación os proponemos unas pautas esenciales para prevenir las crisis:

  • Dormir entre 8 y 10 horas diarias, según la edad del niño, y respetar la regularidad de los horarios de acostarse y levantarse.
  • Mirar la televisión a una distancia superior a dos metros y con luz ambiental.
  • No abusar de las videoconsolas y juegos de ordenador. Este tipo de juegos sí puede estar prohibido en epilepsias desencadenadas por estímulos visuales.
  • Aunque no se debe seguir ninguna dieta específica, sí es importante limitar el consumo de bebidas estimulantes.
  • En la escuela, es aconsejable que el tutor del niño esté informado del diagnóstico y tratamiento del problema. la práctica de actividades intelectuales o físicas. No obstante, si el niño hace natación, por ejemplo, debe estar siempre supervisado por un adulto por el peligro potencial de sufrir un ataque epiléptico en el agua.

CÓMO ACTUAR ANTE UNA CRISIS EPILÉPTICA

Para finalizar, os recordamos, a través de esta infografía, las pautas a seguir cuando presenciemos una crisis epiléptica para dar una respuesta eficaz ante la misma:

Alicia Fonfría Moreno- Psicóloga

Licenciada en Psicología en el 2008. Máster en Psicología General Sanitaria y Psicopatología, Salud y Neuropsicología.

Trayectoria profesional: Investigadora de la UJI durante cuatro años trabajando con pacientes con daño cerebral adquirido y enfermedades neurodegenerativas.

En la actualidad trabaja con pacientes con esclerosis múltiple, personas con discapacidad intelectual y niños con trastornos del neurodesarrollo en el proyecto Xicaes.