Los socios de Caixa Rural Vila-real aprueban la gestión de su entidad

Caixa Rural Vila-real celebró el pasado viernes, 24 de mayo, su asamblea general ordinaria en la que sus socios dieron su aprobación a las cuentas anuales e informes de gestión del ejercicio 2018. Al igual que lo están haciendo estos días las nueve cajas rurales de la provincia de Castellón que pertenecen al Grupo Cooperativo Cajamar, en un ambiente de gran participación y convivencia social.

Además de aprobar los resultados económicos y la distribución de beneficios del año pasado, los socios de estas entidades están dando su conformidad a la modificación de los estatutos sociales y del contrato regulador que rige la actividad del Grupo, para adecuarlos a las nuevas exigencias normativas. Estos cambios suponen la adaptación a los nuevos criterios exigidos para supuestos excepcionales por el Mecanismo Único de Resolución del Banco Central Europeo, que van encaminados a dotar de mayor cohesión y fortaleza el funcionamiento del Grupo.

A las convocatorias de este año está acudiendo un alto número de socios, ya que la aprobación de estas propuestas requiere de un quórum mínimo de la masa social. Así ha ocurrido ya en las primeras entidades que han celebrado sus asambleas, como ha sido el caso de las cajas rurales de Vilavella, Xilxes, Burriana, Alqueries y Nules. Y tras las celebradas en Vila-real, Almenara y Vilafamés, solo queda ya por reunirse la Caixa Sant Vicent de la Vall d’Uixó, que lo hará esta misma semana.