Depresión infantil

DÍA EUROPEO DE LA DEPRESIÓN escrito por Estela Ferrero Marco, Psicóloga de XiCaEs

La depresión es, posiblemente, la enfermedad mental que más afecta a la población adulta, pero, no por ello, significa que no lo haga a la población infantil. Ésta puede describirse como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado. Aunque la mayoría de nosotros tenemos estos sentimientos de vez en cuando, los tenemos durante períodos cortos de tiempo. En cambio, en la depresión clínica como tal, estos sentimientos interfieren en nuestra vida diaria durante, al menos, dos semanas o más.

Síntomas:

  • Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces.
  • Dificultad para conciliar el sueño o, por el contrario, exceso de sueño.
  • Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso.
  • Cansancio y falta de energía.
  • Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo o culpa.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Movimientos lentos o rápidos.
  • Inactividad y retraimiento de las actividades habituales.
  • Sentimientos de desesperanza o abandono.
  • Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio.
  • Pérdida de placer en actividades que suelen hacerlo feliz.

En el caso de los niños hay que tener en cuenta que algunos de los síntomas que se nombran, son distintos a los de los adultos. En este caso, hay que poner especial atención en los cambios en el rendimiento escolar del niño o adolescente, los cambios en el sueño o en el comportamiento.

La depresión, tanto en los niños como en los adultos, se puede tratar con psicoterapia, antidepresivos (siempre recomendados por un médico o psiquiatra) o una combinación de ambas.

Los niños que viven con mucha tensión, que han experimentado una pérdida o que tienen desórdenes de la atención, del aprendizaje, de la conducta o de desórdenes de ansiedad corren mayor riesgo de sufrir depresión. El diagnóstico y tratamiento temprano de la depresión es esencial para los niños deprimidos ya que, la depresión es una enfermedad que requiere de ayuda profesional.

Consejos para afrontar la depresión:

  • Encontrar un buen terapeuta.
  • Aprender a cerca de la medicación que se está tomando el niño (hay que tener en cuenta que sobrepasar la dosis recomendada es peligroso)
  • Los padres pueden ser de mucha ayuda para los niños, por ello, es importante mantener una buena relación con el hijo, hablar con él a menudo, apoyarlo, etc.

Estela Ferrero Marco- Psicóloga y Pedagoga

Graduada en Psicología y Pedagogía.

Trayectoria profesional: desde hace 8 años da clases particulares a alumnos con TDA-H, ayudándolos y proporcionándoles técnicas de estudio.

Actualmente trabaja en XiCaEs realizando intervenciones de Psicología con los niños y sus familias.