Assamblea Anual Caixa Rural Vila-real

Los socios de Caixa Rural Vila-real aprobaron el viernes pasado las cuentas anuales de la entidad en la asamblea general celebrada en su Centro Social. Por segundo año consecutivo, la asamblea ha tenido un formato reducido para evitar los riesgos de contagio de la pandemia, por lo que la asistencia presencial se ha limitado para garantizar las condiciones de seguridad. En conjunto, más de 200 socios, entre asistentes y representados, han dado su visto bueno a la gestión realizada en 2020.

El presidente de Caixa Rural Vila-real, Enric Portalés, ha destacado que “la prudencia en la gestión del riesgo y el comportamiento positivo de las principales magnitudes de negocio nos han permitido dirigir gran parte de los ingresos obtenidos a elevar las coberturas de la morosidad y el activo irregular, así como destinar una dotación específica de 75 millones de euros para afrontar a corto y medio plazo las consecuencias derivadas de la pandemia sobre la economía, reforzando de este modo la solvencia y fortaleza de nuestro Grupo”.

Portalés ha manifestado también que, a pesar del difícil contexto de la pandemia, Caixa Rural Vila-real ha intensificado su ritmo de crecimiento del negocio y optimizado los gastos de explotación. El balance alcanza los 411.459 miles de euros, con un avance interanual del 5,4 %; y el dinamismo de los recursos minoristas de balance, que suponen un 64,6 % del negocio de balance minorista, ha permitido que éste ascienda a 585.558 miles de euros, un 4,2 % más que el año anterior.

El coeficiente de solvencia se ha situado en el 15,5 % phased in (14,8 % fully loaded), tras la mejora de un 0,8 % respecto al año anterior. Además, el CET 1 se sitúa en el 13,8 % frente al 13 % del ejercicio precedente lo que, “pone de manifiesto la elevada calidad de los Recurso Propios del Grupo”, según ha explicado el director general de la entidad, Manuel Cubertorer.

Los recursos minoristas de balance han intensificado su crecimiento desde el 0,1 % de 2019 al 6,2 % actual, hasta situarse en 378.283 miles de euros, por el incremento de los depósitos a la vista, que a su vez anotan un crecimiento interanual del 13,5 %.

En cuanto al fondo de cobertura de préstamos de la clientela, éste se sitúa en 15.563 miles de euros, un 24 % más que al cierre del año anterior, lo que sitúa la tasa de cobertura de morosidad en el 62,8 %, 2,3 puntos porcentuales más que el ejercicio precedente. De este modo, Caixa Rural Vila-real ha obtenido un resultado de 137 miles de euros después de impuestos, tras haber antepuesto la prudencia en la gestión y haber reforzado sus coberturas. 

Caixa Rural Vila-real tiene la confianza de 26.375 clientes, de los cuales 11.527 son socios que acumulan un capital social de 11.847 miles de euros, con un crecimiento interanual del 10,1 %. La entidad dispone de una red comercial de cuatro oficinas en Vila-real, con 41 trabajadores, de los cuales el 58,5 % son mujeres.

La pandemia de la covid 19 también ha marcado la actividad de la Fundació Caixa Rural Vila-real durante el ejercicio precedente. Como muchas otras organizaciones, la fundación tuvo que cerrar sus puertas y paralizar su actividad presencial, reinventándose para estar al lado de los ciudadanos. Durante dos meses, el personal de la Fundación trabajó desde su casa para proporcionar soporte y ayuda a la gente mayor, entretener y motivar a los jóvenes, y proponer cursos a las asociaciones.