Caixa Rural Vila-real incrementa su balance un 14,2 %

Los socios de la entidad aprueban las cuentas anuales y la gestión social

Los socios de Caixa Rural Vila-real han aprobado esta tarde las cuentas anuales de la entidad en la asamblea general celebrada en el Auditori de la ciudad. En conjunto, 380 socios, entre asistentes y representados, han dado su visto bueno a la gestión realizada en 2021, que ha propiciado una mejora del balance del 14,2 %, hasta alcanzar los 469.919 miles de euros.

La importante afluencia de socios ha supuesto la vuelta a la normalidad en la celebración de la asamblea, tras dos años de restricciones en la asistencia debido a la incidencia de la pandemia. El presidente de la entidad, Enric Portalés, ha destacado “la satisfacción que me produce poder volver a reunir a nuestra masa social, aplicando todas las medidas de seguridad que nos aconseja la persistencia de la pandemia”.

Portalés ha valorado la mejora registrada en las principales magnitudes de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio de 2021. “Este año ha representado para nuestra Caja un impulso muy positivo en todos los sentidos. Hemos aumentado nuestra masa social, hasta alcanzar los 26.770 clientes, de los que el 44,8 % son socios; ha crecido un 23,8 % nuestro capital social, que llega a 14.665 miles de euros; se ha reducido notablemente la morosidad y los activos dudosos, que descienden un 36,7 %; y hemos crecido notablemente en inversión crediticia sana (un 23 %). Estos indicadores positivos nos hacen encarar este 2022, marcado también por la incertidumbre del conflicto bélico de Ucrania, con cierta tranquilidad”, ha manifestado al respecto.

El director general de Caixa Rural Vila-real, Manuel Cubertorer, ha significado el avance interanual del 30,1 % de los depósitos a la vista, lo que ha propiciado un crecimiento de los recursos minoristas de balance del 12,6 % hasta alcanzar los 426.000 miles de euros. Los recursos fuera de balance se han incrementado un 26,7 % hasta situarse en 54.597 miles de euros, principalmente por el avance de los fondos de inversión, que han aumentado un 39 % con respecto al año anterior.

El aumento del consumo y la actividad empresarial han propiciado un mayor dinamismo del crédito a la clientela bruto minorista, que crece un 15,9 %. “La entidad mantiene una cartera diversificada, y la intensa gestión de la morosidad ha propiciado una mejora de 5,3 puntos porcentuales en la tasa de morosidad, mientras que la tasa de cobertura de la morosidad se sitúa en el 81,6 %, frente al 62,8 % de 2020”, ha destacado Cubertorer.

Enric Portalés también ha valorado de forma positiva la mejora en el margen bruto (9,8 %) y en la eficiencia, que se sitúa en el 51,4 %. “De esta manera, nuestra entidad ha obtenido en 2021 un resultado de 316.000 euros, frente a los 137.000 del año anterior, lo que nos va a permitir fortalecer nuestros fondos propios”, ha dicho el presidente de la entidad.

Compromiso social

En la asamblea general de la entidad también se ha hecho un repaso a la memoria social de la Fundació Caixa Rural Vila-real. Su presidente, Enric Portalés, ha destacado el trabajo realizado en cuatro grandes áreas: Igualdad e integración; Formación, digitalización y apoyo a la economía local; Cultura y deporte; y Potenciación asociativa y tradiciones.

En el área de Igualdad e integración destaca el proyecto XiCaEs, enfocado a niños y niñas con capacidades especiales, del que forman parte 32 familias. Durante 2021 se ha trabajado en fisioterapia, terapia ocupacional, psicología y logopedia, además de realizar actividades acuáticas y campus en Pascua, verano y Navidad. También se ha creado un circuito de sensibilización sobre la discapacidad para escolares, y se ha puesto en marcha Neurovila (dirigido a la población afectada por Daño Cerebral Adquirido) y Neurogym (taller de gimnasia cerebral para mayores de 60 años).

En el apartado de Formación, Digitalización y apoyo a la economía local, en 2021 se han reanudado los cursos de Iniciación a la informática y del Aula Mentor. El centro de negocios Efecte Vila-real sigue con su actividad de estímulo a la economía local, y se ha puesto en marcha la tarjeta ‘Fem poble’, la iniciativa ‘Parem taula a casa’ y las ayudas para la digitalización de las entidades sociales.

En 2021 la cultura ha vuelto al Centro Social con varias exposiciones. Se han retomado las excursiones para conocer el patrimonio cultural, así como el concurso de pintura rápida, y se ha apoyado a varias asociaciones culturales. En cuanto al deporte, se ha patrocinado el Gran Premio ciclista Vila-real-Morell y la San Silvestre, entre otras acciones.

Portalés también ha destacado la labor de Potenciación asociativa y de tradiciones. Las ayudas y subvenciones se han dedicado a entidades asistenciales e inclusivas, al tiempo que se han cedido sales y espacios a un centenar de colectivos. Se ha seguido apoyando a las fiestas locales, al igual que se ha vuelto a organizar la ‘Festa dels xiquets’, junto a otras acciones como el calendario solidario o el concurso de belenes.

Relevo en la presidencia

Esta ha sido la última asamblea como presidente y consejero de Enric Portalés, al haber agotado la limitación de tres mandatos que acordó el Consejo Rector de la entidad. Al concluir su mandato, el nuevo consejo rector decidirá en su primera reunión la distribución de cargos.

Portalés ha gestionado durante su presidencia la crisis financiera de 2008 y la entrada en el Grupo Cooperativo Cajamar, que ha aportado fortaleza, herramientas y recursos a la entidad. La prudencia y la responsabilidad han caracterizado su gestión. También ha impulsado la Fundación de la entidad, desde el convencimiento de que la actividad social de la institución debe tener una repercusión directa en los colectivos más vulnerables.